La Dra. Sara Carrasco, dermatóloga del GEDET y propietaria de su propia clínica en Bilbao habla claro “el envejecimiento de la piel ocurre por el declive de sus células, y ningún masaje es capaz de revertir ese proceso. Para producir un rejuvenecimiento real y sostenido es necesario actuar sobre los mecanismos de reparación de las células y masajear la capa superficial de la piel no va a conseguir este objetivo”.

Pero si el masaje se ejerce con rollers o piedras ¿hay algún beneficio extra?

“Puede tener beneficioso y favorecer el drenaje linfático; pero para beneficiarnos realmente lo más importante es la técnica, tanto en dirección como en presión, que debe ser adecuada. Otro punto interesante es que estas herramientas aumentan el tiempo de realización de la rutina y esto ayuda a que los principios activos penetren mejor”, incide la Dra. Sara Carrasco.

¿Qué son las piedras de masaje?

La dermatóloga Sara Carrasco puntualiza “los beneficios de estas herramientas están relacionados con el acto relajante de realizar una rutina de cuidado larga, sin prisas y en dirección a las áreas de drenaje facial, pero la aplicación manual de los cosméticos puede ser igual de eficaz. Es un objeto prescindible, pero si lo tienes puedes aprovecharlo por su efecto drenante y relajante”.