Hablemos de cómo eliminar los quistes de milium, esos puntos blancos del rostro

Los dermatólogos nos cuentan por qué aparecen y cómo puedes librarte de ellos

Colaboración para:   TELVA     Redacción: Araceli Nicolás 

Quizás el nombre no te diga nada, pero los quistes de milium son frecuentes, tanto en personas adultas como en niños y recién nacidos. Se trata de pequeñas bolitas blanquecinas que pueden aparecer en el contorno de los ojos, alrededor de la boca o en las mejillas. No son graves, pero sí resultan antiestéticos, así que vamos a descubrir, con la ayuda de los dermatólogos, cómo eliminarlos.

Los quistes de milium pueden confundirse en un primer momento con espinillas blancas, ya que su aspecto es similar. Pero no se pueden eliminar presionándolos. Además, se diferencian de las espinillas en que no duelen al roce y tampoco muestran inflamación. Para saber qué son exactamente los quistes de milium y cómo podemos eliminarlos y prevenir su aparición recurrimos a los expertos en dermatología.

¿QUÉ SON LOS QUISTES DE MILIUM?

La doctora Sara Carrasco, dermatóloga y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV), nos explica que los quistes de milium “son unas bolitas blancas de pequeño tamaño (1mm) que aparecen generalmente en la cara, por la zona de las mejillas y la nariz. Son pequeños quistes de queratina, no inflamatorios ni contagiosos“.

¿POR QUÉ APARECEN?

Según la dermatóloga Sara Carrasco, “suelen aparecer de forma espontánea, pero también pueden salir tras la aplicación de medicamentos en pomada o cosmética no adecuada. Por otra parte, pueden estar presentes en algunos bebés, por inmadurez del folículo sebáceo en la cara”.

El doctor Guillermo Solano-López, dermatólogo en la clínica Dermimed de Madrid y miembro de Doctoralia, añade que “hay ciertos factores que predisponen a padecer quistes de milium, como son la genética, sufrir una quemadura, una exposición solar crónica, el uso prolongado de esteroides, y en muchos casos que veo en la consulta, el mal uso de cosméticos muy grasos o que no son recomendados para el paciente. Es importante también saber que podrían ser secundarios a otras enfermedades cutáneas”. Además, según el dermatólogo, las personas “con piel grasa son más propensas a padecer estas lesiones, pero esto no significa que una piel seca no pueda presentar miliums”.¿